Social Media: Cómo medir el amor por tu marca en redes sociales

brand-love
sep
10

Social Media: Cómo medir el amor por tu marca en redes sociales

¿Has oído hablar mucho del engagement en redes sociales pero no sabes exactamente lo que es?

Traducir esta palabra al español es complicado porque se desprenden varios matices de ella, pero dos de los que más se acercan en el ámbito de las redes sociales son la implicación y el entusiasmo. Necesitas que tus seguidores se sientan implicados con tu marca y entusiasmados por ella, y que lo hagan con intensidad.
El amor que buscas por tu marca en las redes sociales (sobre todo cuando eres TÚ la propia marca) es algo que tienes que conseguir y, mejor aún, medir.
Sólo si aprendes a medir el amor por tu marca conseguirás hacer un engagement efectivo con tus seguidores.
A continuación te voy a explicar cómo hacer engagement con tu marca y cómo medir ese engagement.

Cómo hacer engagement con tu marca

engagement-internet

Seguro que cuando se trata de personas lo tienes bastante claro: no necesitas ningún cuadro de mando integral como éste que te indique lo “enganchado” que estás a otras personas y viceversa. Pero cuando se trata de marcas, sean del tipo que sean, la situación es otra, hay otras variables en juego.

Cuando trabajas con una marca debes aparecer en la “lista de favoritos mental” de la gente; pero no de cualquier gente, sino del público que te interesa, el que puede hacer algo por ti como marca. Es decir, el público que puede:

  1. Comprar tus productos. ¿Verdad que todo el esfuerzo que dedicas a Social Media o a cualquier otro medio es para obtener un retorno monetario del tiempo y los recursos que inviertes? Debes conseguir que ese público con el que hagas engagement te compre, es decir, convertir a esos usuarios en compradores. Aquí tienes algunas ideas para enganchar a ese público en la compra.
  2. Mejorar tu reputación. En este enlace podrás encontrar 10 claves para hacer un buen diagnóstico de la reputación de tu marca.

Aparecer en esa lista de favoritos (Top of mind) no es fácil. Al público que escojas debes aportarle lo siguiente:

  • Mostrarle valores.
  • Generarle esperanzas.
  • Provocar deseo en él.

Si no consigues estos tres parámetros, lo tendrás muy difícil.

 
Cómo medir el engagement con tu público:

Tienes claro, por tanto, que debes hacer engagement. Pero ¿sabes que ese engagement también se puede medir? Sólo debes fijarte en los efectos que provocas en tu público.

Aquí tienes 3 pasos que te permitirán medir ese engagement:

# 1. Mide las métricas que te generan tráfico web

A nivel del tráfico a tu web tienes varias métricas que te ayudarán a medir el engagement.

engagement-trafico-busquedas

Visitas que llegan desde buscadores

El primer lugar, fija tu mirada es en las búsquedas que te generan tráfico y no rebotan (es decir, las visitas que no abandonan tu web en unos pocos segundos después de ver una sola página).

Estas visitas actúan del siguiente modo:

  1. Usan el nombre de tu marca o productos cuando hacen una búsqueda.
  2. Realizan búsquedas muy específicas.

 En ambos casos se trata de búsquedas muy específicas. Pero hay 2 tipos de visitas de tráfico orgánico o que llegan por buscadores, y el análisis aquí es delicado:

  1. Visitas recurrentes. Se trata de visitas que no son nuevas, que ya conocen tu marca. Estas visitas ya tienen un cierto nivel de engagement con tu marca, pues te conocen y vuelven a ti.
  2. Visitas nuevas. Son éstas precisamente las que te van a dar una idea clara de si tu engagement se contagia como un virus o, por el contrario, se queda estancado para siempre.

Visitas que van directas a tu web:

A las visitas de tráfico orgánico debes sumar aquellas que vienen por tráfico directo, sobre todo aquellas que aterrizan en páginas cuya URL es larga y difícil de recordar. Ésas son las que probablemente tengan un marcador en favoritos.

# 2. Observa la frecuencia de visitas

engagement-frecuencia

En segundo lugar céntrate en observar la frecuencia de visitas. ¿Cuánto tiempo tardan en volver? Obviamente, cuanto más corto sea ese tiempo, mayor “necesidad de ti” están declarando tener esas visitas. Podemos decir incluso que siempre tienen ganas de más, un inequívoco signo de engagement.

Para conocer la frecuencia de visitas no tienes que hacer nada especial. Si usas Google Analytics encontrarás la información dentro del informe de Público, apartado Comportamiento.

En este informe podrás conocer el número de visitas que realiza cada visitante (agrupado) y el tiempo que transcurre entre visita y visita.

# 3. ¿Qué ofreces a tus visitas? ¿Con qué se quedan?

En tercer lugar, ¿cogen las visitas lo que les ofreces? No te engañes, la relación con tus usuarios es una relación en la que ambos queréis algo del otro. El “amor” por tu marca se demuestra por la velocidad con que adoptan tus seguidores aquello que les ofreces.

Existen 2 tipos de usuarios:

  1. Los “oportunistas”: generalmente nuevas visitas que no vuelven más (alguno de ellos posteriormente se convierte en “enamorado”).
  2. Los que “ya estaban ahí” y que están deseando siempre algo nuevo de lo que les puedas ofrecer.

Es importante que sea un grupo numeroso el que se quede con lo que ofreces, pero algo un poco más importante es la velocidad: ¿cuánto tardan en descargarse los usuarios ese archivo que les ofreces? ¿Tardan un día?, ¿lo hacen casi inmediatamente? ¿o hacen cola horas y horas esperando el momento en que lo pones a su disposición?

Fíjate que estamos hablando de intensidad. El amor se mide en intensidad, no en cantidad. Importa más en qué forma te afecta mi presencia que cuántas veces he estado presente.

engagement-love

Puede que sea en este punto donde entren en juego las redes sociales y la conversación generada en ellas. Puedes encontrar 3 tipos de interacciones:

  1. Likes: Unos cuantos de ellos nunca viene mal.
  2. Retuits y shares: molan un poco más, ya que te dicen lo orgullosos que están tus fans de ti.
  3. Comentarios: son la expresión inequívoca del sentir general hacia tu marca.

Con estas tres métricas basta para tener una imagen clara de esa “cosa” que llamamos engagement.

Conclusión:

Como siempre, el secreto está en encontrar la combinación perfecta entre cantidad e intensidad, que parece que están un poco reñidas. No menciono fans de forma consciente por una razón: hacerse fan de una marca, especialmente en redes sociales, es fácil (¿quién no se hizo fan de “señoras que…” o similares en su día y ahora lo tiene más que olvidado?).

 Lo que importa en el engagement, como en el amor, son las pequeñas acciones del día a día, que demuestran al otro que es importante y tiene valor.

Por tanto, si quieres medir el engagement, mide las acciones de cada día, la intensidad con que se reciben y el valor expresado por los usuarios en sus comentarios.

¿Te resulta fácil detectar el engagement en tu blog o en tu web? ¿Sientes que tus usuarios aman tu marca?

Fuente: Socialancer

About admin

Manténgase actualizado con nosotros

Clasificados.. en nuestro Blog