Marketing infantil: los niños en las compras online

Molly-cover-cereal
ene
21

Marketing infantil: los niños en las compras online

Marketing infantil: los niños en las compras online:

Productos para niños: ¿quién decide la compra?

Una cosa es quien paga y otra quien decide, y no hay que perder de vista ninguna de ellas, porque cuando hablamos de productos para niños, ¿quién es realmente el decisor de la compra? Las tiendas físicas dedicadas a la venta de productos infantiles hace tiempo que trabajan el marketing orientado a los niños, siendo muy conscientes de que el publico infantil tiene un gran poder de influencia en las compras. Ahora bien, ¿lo tienen tan claro las tiendas online? ¿Saben cómo conquistar a los niños y cómo trabajar ese doble target de niños y adultos?

Obviamente, quienes tienen la tarjeta de crédito o la cuenta de Paypal son los padres y quizá por ello Internet se contempla todavía básicamente como un canal orientado a adultos, pero no por ello se debe subestimar el poder de los más pequeños como decisores de las compras online. La clave, y el gran reto, es conseguir implicar a los niños en la compra online de determinados artículos infantiles en los que sus gustos, opiniones y percepciones son determinantes y, al mismo tiempo, transmitir a los padres la suficiente confianza e información sobre el producto para que tengan la seguridad de que van a comprar “lo mejor para su hijo”.

Cómo trabajar el doble target: adultos y niños

Desarrollar una estrategia adecuada en base a un doble target (niños y adultos) no deja de ser un reto añadido, pero sin duda es la baza del éxito en la venta de productos para niños, quienes además no nos olvidemos que son los llamados nativos digitales y que, además de decisores en las compras de hoy, serán los compradores de mañana.
La base de la estrategia deberá ir, por tanto, orientada a conseguir un gran impacto en el mercado infantil, pero sin ni mucho menos descuidar el mensaje hacia los adultos, a quienes además, una vez conseguido el entusiasmo de sus hijos, habrá que demostrarles los beneficios, las funcionalidades y el valor añadido del producto en cuestión, ya se un paquete de galletas, una bolsa de golosinas, un juguete, un jersey o un artículo tecnológico.

Por un lado, están los niños:

  •  Buscan una satisfacción más inmediata
  • Se dejan llevar más por el entusiasmo que les ha provocado un producto determinado o una marca
  • Se fijan mucho más en lo visual
  • Valoran especialmente los aspectos más lúdicos y, en definitiva, asocian mucho más directamente el producto con la experiencia que les va a procurar.

Por otro lado, están los adultos, los padres:

  • Buscan satisfacer los deseos de los más pequeños
  • Valoran la buena experiencia que un producto pueda “regalar” a sus hijos
  • Pero, además de saber lo mucho que sus hijos van a disfrutar, necesitan un plus de información más racional: seguridad, calidad, garantías, funcionalidades, beneficios, etc.

Ambos mensajes, para niños y para adultos, deben fundirse en uno, desde la misma home y hasta cada ficha de producto.

Las claves del marketing online infantil

Es una realidad constatada que los niños entre los tres y nueve años tienen una fuerte influencia en las decisiones de compra en sus padres: ocurre cuando hablamos de galletas, chocolatinas, golosinas o natillas, pero también cuando se trata de juguetes, juegos de mesa, videojuegos, ropa, zapatos, tecnología o artículos relacionados con la práctica de algún deporte.
El poder de los niños en las decisiones de compra es muy fuerte pero, para llegar a ellos, nunca debemos olvidar que sus gustos, sus formas de entender el mundo y sus maneras de comunicarse no son las mismas que las de los adultos.

¿Qué valoran más los niños?

Los niños se decantan especialmente por artículos que tienen impresos sus personajes favoritos e igualmente por la publicidad asociada a los mismos: desde Barbie o Spiderman a Hello Kitty o Bob Esponja.
Otro tanto ocurre con artículos de alguna manera relacionados con sus deportistas favoritos o con las marcas que éstos representan: por ejemplo, Ferrari, o cualquier club de fútbol.
Los regalos promocionales, la influencia de sus amigos y, según el producto, las demostraciones en vídeo (que pueden sustituir a las tradicionales demostraciones en una tienda física) pueden ser también factores decisivos para que los niños seleccionen uno u otro producto.
Y mucho ojo, aunque se pueda pensar que no, los niños cada vez son más sensibles al precio y a las ofertas y, no en vano, en muchas ocasiones juegan con esta baza para terminar de convencer a sus padres.
Obviamente, un bebé no puede ejercer la influencia directa en sus padres que puede ejercer un niño de 6 años. Eso sí, no la puede ejercer directamente, pero sí indirectamente, por lo que en los productos de cero a tres años, lo que se hace (o debe hacer) es aplicar un marketing orientado a adultos, pero sin perder de vista elcomponente emocional a la par que divulgativo del mensaje.
Vamos a verlo con un ejemplo de la tienda online especializada en artículos para bebés Bebe007, que en sus fichas de producto, además de cuidar el aspecto visual, juega una carta muy interesante como es el hablar, ya no solo de las condiciones y funcionalidades de los artículos, sino también de por qué le gustará dicho artículo a los padres y por qué al niño.
Otro ejemplo que vendría a ilustrar especialmente este componente emocional que es fundamental en las compras de artículos para bebés (ya sea directamente en los productos o bien en la forma de vender tales productos), lo tenemos en la tienda de regalos personalizados Imagento.com, que entre sus artículos tiene, por ejemplo, baberos en los que se puede imprimir la foto del bebé: no te venden solo un babero para que el bebé no se manche sino la posibilidad de tener un producto totalmente personalizado, con la cara de tu hijo, y que además puede ser un recuerdo para toda la vida.

El poder del marketing de contenidos

En cualquier caso, y al margen del componente emocional, los padres, sobre todo los primerizos, son grandes consumidores de información online, por lo que el marketing de contenidos es una de las mejores estrategias para llegar a este target.
Es un público objetivo que busca información de productos y prestaciones, pero que también busca todo tipo de información relacionada, por lo que en este campo cobran especial relevancia los blogs especializados en niños y bebés para facilitar esa información que es más práctica y funcional aunque igualmente pueda tener la venta como objetivo de fondo.

¿Qué tipo de información buscan los padres?

Bien para orientarse, para inspirarse, para buscar consejo o información práctica, o para comparar y buscar referencias, los padres o futuros padres son grandes consumidores de información en Internet: salud infantil, cuidado del bebé, higiene, hábitos de sueño, seguridad, psicología, embarazo, productos, etc.
La decoración es, por ejemplo, otro tema que preocupa muy especialmente a los padres o futuros padres: cómo crear ese espacio perfecto, bonito y seguro, para su bebé y cuáles son las tendencias actuales en las que pueden inspirarse.
En definitiva, se trata de conseguir dar respuesta a las demandas de un target que es especialmente sensible al contenido.

Fuente: Europress

About admin

Manténgase actualizado con nosotros

Clasificados.. en nuestro Blog